Monday, January 23, 2006

Conversando con Fantasmas


Bailando con María Félix, cantando y tomando con José José. Así presentó Miguel Ildefonso su libro El Paso, ganador del V Concurso Nacional de Cuento de la Asociación Peruano Japonesa; libro con el que Miguel incursiona en la cuentística con buena mano. Digo cuentística y no narrativa pues ésta ha estado presente casi siempre en sus poemas, que son líricos pero con un tono narrativo. Y cuya calidad, como ustedes han de saber, había ya sido reconocida con el Premio Copé de Poesía en el 2001. Ahora, en estos cuentos, Miguel invierte los papeles, pues nos entrega una narrativa poetizada; o sea, nos cuenta eventos usando elementos o recursos poéticos en su prosa.

La presentación del libro, llevada a cabo el Jueves 12 de enero de este año, comenzó con las palabras del preciado narrador Oswaldo Reynoso, quien elogió la forma como Ildefonso narra estos relatos, “especialmente en un mundo donde los escritores están abocados a técnicas estructurales y prosa ligera”. No sólo hay que contar algo interesante y bien armado, sino hay que contarlo bellamente, sentenció Oswaldo.



Luego prosiguió el editor, Álvaro Lasso, quien pese a la corta edad, tanto de él (23) como de la editorial Estruendomudo (1 ½), ha publicado ya una docena de libros. Álvaro nos contó cómo se contactó con Miguel y el Peruano Japonés para conseguir concretar la publicación. Habló también de la actitud proactiva de los jóvenes escritores de ahora que, además de obras, crean editoriales.



Y entonces habló Miguel, emocionado; las palabras se tropezaban unas con otras; algunos de los fantasmas de su libro habían estado jugando con la señal del micro inalámbrico, así que entre pausas de amplificación, dio los agradecimientos de rigor, cogió el bautizado libro y leyó un cuento, otro y otro. Personajes entrañables, la mayoría de ellos ya muertos, empezaron a hacer cola para encontrarse con él en un bar tejano o en una ciudad en el interior de nuestro país. El auditorio se deslizó por la cima de la emoción cuando Miguel y José José cantaron juntos mientras empinaban trago tras trago. Los aplausos espontáneos de esa centena de personas mostraban que habían disfrutado mucho de ese viaje.



Cuando Miguel hubo terminado, la Asociación Peruano Japonesa invitó a los presentes a brindar por el nuevo libro y el fin de fiesta estuvo a cargo de Cachuca, que puso la música, y Reynaldo Arenas, que leyó un cuento de El Paso.



Miguel nos envió Cruz Marcada, uno de los cuentos del libro, para compartirlo con todos ustedes.


Eberth Munárriz

0 Comments:

Post a Comment

Linked by:

Create a Link

<< Home